Cómo ganar presencia en nuestras presentaciones y reuniones de trabajo

desarrollo profesional Sep 15, 2018

Como muchas otras cosas en la vida, va a depender principalmente de nuestro estado mental. Es algo que parte desde dentro de nosotros hacia fuera. No es algo que tenga que ver con nuestra forma de vestir o con nuestro atractivo físico, y aunque es cierto que estos aspectos pueden ayudarte inicialmente, lo que quiero compartir contigo hoy es algo más profundo, más espiritual si quieres llamarlo así. Tiene que ver con una conexión real que va más allá de la atracción física. Es algo que se mueve a un nivel más emocional, más personal, más humano.

El diccionario de la RAE define "presencia" como: "asistencia personal, o estado de la persona que se haya delante de otra u otras o en el mismo sitio que ellas". Según esto, la presencia que buscamos es la que deja huella positiva en los demás a través de nuestro estado (físico pero sobretodo mental).

Los siguientes nueve puntos definen a mi modo de ver lo que es necesario para poder conectar con nuestra audiencia/compañeros/empleados y ganar la presencia que deseamos:

1.- Tener confianza en uno mismo: Todos los puntos que vamos a tratar aquí son claves pero este es uno de esos que debes empezar a dominar para poder desarrollar el resto. No hay nada peor para controlar la situación que mostrar inseguridades. La falta de confianza es algo que los demás van a percibir en tí. Quizás no puedan explicar lo que perciben pero te puedo asegurar que esa percepción no les va a permitir colocarte en el siguiente nivel de consideración. Con esa percepción en mente, no podrán pensar en ti como un líder o mentor, guía o experto. La idea detrás de todo esto es: si no eres capaz de confiar en ti mismo, cómo quieres que confíe yo en tí. Más adelante hablaré en otro video de como tener más confianza en uno mismo, pero, como ya te he dicho, esto es fundamental y para mi es la clave inicial. Teniendo confianza podremos poner más fácilmente en práctica los demás puntos.


2.- Permanecer en un estado relajado: Una de las señales que nos indican inseguridad es el nerviosismo. Tener confianza no tiene porque garantizarnos un estado relajado. Claro que ayuda pero aún así, es posible que necesites controlar tus nervios aun cuando tengas gran confianza en ti mismo. La verdad es que solemos asociar nerviosismo con falta de confianza (aunque como te he comentado puede darse por otros motivos). Por eso es importante mantenerte lo más tranquilo posible y en control total de tus nervios. Esto es algo que también se puede practicar y en futuros videos te daré alguna pista sobre como hacerlo. Los nervios son una barrera importante para aquellos que queremos conectar con los demás. Son una barrera que no nos permite mostrarnos realmente como somos y también son una barrera para el público, ya que les es difícil conectar con una persona que se muestra nerviosa. Es normal tener nervios en algunas situaciones pero también es bastante sencillo tenerlo esos nervios bajo control y que no se descontrolen. 

3.- Sé tu mismo: Esta es otra de las claves. Ser uno mismo. Es fácil de decir pero difícil de conseguir, por lo menos al principio. Y es que inicialmente nos costará mostrarnos como somos. Incluso necesitaremos un camino para encontrarnos y poder mostrarnos posteriormente. Hay ocasiones en que no sabemos ni nosotros mismos quienes somos o cómo somos. El tiempo te irá mostrando el camino pero por el momento debes de intentar mostrar tu auténtico yo, intentando no imitar o ser la persona que no eres. Esto es algo que los espectadores notamos rápidamente y que evita tener empatía. Piénsalo por un momento, como vas a conectar con alguien que no se muestra tal y como es en realidad. Tiene lógica. Además, es difícil que no siendo nosotros mismos, lleguemos a gustar a alguien. Solo llegan a gustar de verdad las versiones originales. No lo olvides. Esta bien observar a los demás y seguir su camino pero, intentan cuanto antes seguir el tuyo propio porque una persona que no es muestra a si misma no llegará a tener presencia nunca sobre el escenario.

4.- Olvida por un momento tu imagen personal: En ocasiones pensamos que la imagen personal tiene que ver con nuestra presencia. Lógicamente tiene que ver ver con nuestra presencia física pero no con la presencia "emocional" que es la que realmente consigue conectar con los demás. Cuando digo que te olvides de tu imagen personal lo que quiero realmente decirte es que no pongas ahí el foco de tu presencia. Es importante que te muestres de acuerdo a las normas establecidas del lugar donde tengas que hablar (traje, casual, sport, etc..), también es importante estar aseado y arreglado. Y por supuesto también es importante contar a los demás quien eres a través de tu aspecto físico, pero podemos hacer todo esto sin tener que abandonar nuestro propio estilo. Para mi es más importante mostrarme fisicamente según mi gusto que tener la sensación de que estoy disfrazado. Si no estoy cómodo con mi imagen personal volveré a estar proyectando la imagen de alguien que no soy. Una versión alterada de mi que tampoco conecta con los demás. Un engaño. Además una muestra de estilo personal siempre agrada porque marca una personalidad fuerte y definida. Sé tu mismo también a la hora de mostrarte físicamente.

5.-Trata a los demás como te gustaría que te trataran a tí: Imagino que te gustará que cuando la gente se dirige a ti lo haga de manera educada, sin palabras malsonantes y de forma serena y tranquila. Con una actitud constructiva y sin buscar continuamente problemas o confrontación. Pues no hay más que decir, ¿verdad?

6.- Elimina lo que se interpone entre tu y los demás: Te pondré un ejemplo, hace ya tiempo que dejé de usar presentación ppt en mis conferencias. Solo lo utilizo cuando tengo que enseñar algo que no puedo hacerlo de otra forma (imágenes, gráficos, números...) y que es fundamental que lo haga para claridad expositiva. Me he dado cuenta de que llevar una presentación porque sí, no me ayudaba a conectar con la gente. Aunque sea muy bonita. Es más, me distraía de lo importante, que es estar con ellos. Llevar el control remoto en la mano, mirar la pantalla, pasar las imágenes, dirigir la mirada de la gente hacia una pantalla.... Son elementos que me separan de mi objetivo: tener presencia. Haz tu lo mismo con cualquier elemento que te distraiga de tu objetivo: tener presencia. Repasa tus reuniones y presentaciones e intenta identificar que es lo que te ayuda y que no. Por ejemplo: el móvil no ayuda para nada. Olvídate de tu móvil cuando estes con los demás. Te lo agradecerán. 

7.- Controla tu respiración: El control preciso de la respiración es uno de los secretos de los grandes locutores y oradores. Saben que el control de la respiración les dará más fuerza y presencia en su discurso. Además es una muestra de serenidad y ayuda a mantener la calma (algo importante que ya hemos comentado antes). Un buen uso de la respiración también te habilita para convertirte un experto en las pausas. Ya que en ocasiones una pausa bien calculada, dice más que muchas palabras y ayuda a pensar en lo siguiente que vamos a decir. Utiliza esas pausas para pensar y relajarte.

8.- Haz que los demás se sientan especiales: Como dijo Maya Angelou "La gente olvidará lo que has dicho, olvidará lo que hiciste, pero nunca olvidarán como les hiciste sentir". Escúchales de forma activa.

Creo que una de las claves de nuestro liderazgo están en conseguir que las personas se sientan como si fueran la única persona el la sala. Y la mejor forma para conseguirlo es, no solo que piensen que les escuchas, si no realmente escucharles. Prestar una atención exquisita a lo que nos dicen o a lo que no nos dicen con palabras pero si con su mirada, sus gestos. Nuestras sensaciones van a ser cruciales para entender a nuestra audiencia.

9.- Habla de cosas que realmente te importen y creas en ellas: Todo aquello que vayas a contar a los demás deberá de ser algo en lo que creas, algo que puedan percibir como que realmente te importa. Si realmente quieres conseguir el favor de los demás, lo que les cuentes tiene que tener valor para tí. Tiene que ser tu verdad. Si no es así, puede que nos llegues a convencer pero mucho mejor si es tu valor. Nos encantan las personas que creen en lo que dicen y lo defienden desde su corazón no solo desde una razón, que puede o no ser la mía pero que cuando se acompaña de sentimiento logra cautivarnos.

Mantente en contacto y recibe más noticias y actualizaciones.

Únete a mi newsletter y se el primero en recibir directamente en tu email las últimas noticias y actualizaciones de mi blog.

¡Quiero Apuntarme al Blog!
Close

DÉJAME TU NOMBRE Y TU MEJOR EMAIL y empezaré a enviarte desde YA VIDEOS Y PDF's con formaciones muy valiosas para mejorar en tus habilidades blandas: Comunicación, Empatía, Persuasión, Influencia, etc...

50% Finalizado